La pésima visión de un individuo frente a una buena exposición

La exposición “Perder el tiempo y encima procurarse un reloj para este propósito” situada en el centro cívico de can Felipa fue visitada por un grupo de crítica de arte de la escola Massana de Barcelona, del cual formé parte para esta interesante visita que capturó intermitentemente mi interés.

Fuera de otras exposiciones visitadas en centros artísticos más o menos amplios, esta exposición contaba de unas dimensiones medias hacia una vivienda de lujo, un gran espacio que solo contaba de unas pocas paredes iluminadas por grandes ventanas acompañadas de pequeños focos para mejorar la visión de las piezas en este lienzo en blanco donde rebotaba la luz hasta el último rincón. La iluminación del espacio estuvo bien lograda a diferencia del incesante sonido de los visitantes con sus pisadas por ese suelo chirriante frente al contacto de la goma de cada zapato, un continuo y molesto sonido que fuera de molestar un poco, más bien irritaba mi cabeza.

 

El recorrido seguido y la opinión de cada obra sin cortarse ni un pelo

Las obras mostradas en la exposición iniciaban su recorrido con la obra de Alberto Gil Cásedas, “40h en blanco” donde durante ocho horas de cinco domingos pintó rayas blancas sobre un lienzo por día del mismo color con intención de hacer un símil a un horario laboral y otorgarle además un sentido inútil al tiempo y su mal uso , mostrando los cinco lienzos uno al lado de otro. Por suerte la absencia de cordón para no acercarse a las obras permitió que tras no entender la obra una primera vez pudiera acercarme a ver las diminutas rayas en los lienzos ya que a primera vista no eran muy perceptibles.  Al lado de estos lienzos se podía ver la viruta de lápiz sobrante de su trabajo en pequeños recipientes sobre una estantería, como si no fuera suficiente ver la obra que muestra una pérdida de tiempo además te mostraba los desechos sobrantes de esta. Seguidamente el espacio delimitado por tres muros donde se encontraba la obra de Gil también se podía ver una obra que llamó más mi atención, de la mano de Alán Carrasco teníamos “Índices de incidencia”. Empezando por una peculiar y rojiza bocina que llamaba mucho la atención podía verse colocados uno al lado de otro los informes de accidentes laborales y muertes en el estado español de diferentes años, un conjunto de información que te abstraía del espacio i no podías parar de leer todos aquellos números donde cada uno era una persona herida o muerta por frívolo que te pareciera, pero en ausencia del informe de 2018 se encontraba la bocina de una fábrica que sonaba cada 19 horas, 20  minutos y 36 segundos. Una cifra extraída de la división de las muertes por año entre el año. Sin duda una obra interesante que creó una mayor intriga en lo que se refería al resto de la exposición.

Siguiendo con la exposición nos movimos al siguiente espacio donde en un retablo de paredes se mostraban dos obras de distintos artistas, primero la de Juan Luis Moraza “Work is (All) Over”, dos posters colgados en la pared que aludían a un significado mas amplio que la obra, donde se quería mostrar el trabajo como algo que hoy en día va más allá de las horas laborables, que la línea entre trabajo y ocio cada vez es mas difusa y no se sabe donde la serpiente muerde su cola. A su derecha podíamos ver unas pantallas y unos contratos de la obra de Mariona Moncunill “Oci a la fábrica”. En esta obra podemos ver tres grabaciones de espacios de ocio forzados sin vaselina a parecer lugares de trabajo donde se muestra como el ocio es convertido en trabajo o al menos se esconde tras esta bruma que no nos deja ver la realidad. Sin duda esta cuarta obra tenia aquel punto álgido donde se situaba con la de Alán Carrasco, una de las fuertes obras de la exposición.

Detrás del muro de la última obra se situaba la próxima parada de la visita, de la mano de Julia Montilla “Baja calidad”, un proyecto creciente donde se cartografiará el desmantelamiento de los derechos laborables desde 2008, para ello se puede ver en la exposición una mesa vieja con archivos en carpetas marrones y mapamundi conectado con cordones i chinchetas que te transporta en una vieja película de investigadores i policías. A falta de su finalización parecía algo vago y de mal gusto, como si estuviera hecha con pocas ganas. Sin alejarnos mucho de lo que parecía una habitación de bajo coste llegamos a la sala de documentales, donde dos proyectores en distintas oscuras habitaciones conectadas mostraban en primer lugar la obra de María Alcaide “Equipo de investigación”. Una sala donde al entrar se podían ver tres sillas con ruedas para ver la proyección, era como ver unas mudanzas donde dejaban las sillas para el final, y si mirabas al lado de la entrada podías ver una mesita empotrada con un documento, una botella y una lamparita, todo muy triste acorde con la filmación. En esta se podía ver como a partir de una cámara oculta en la botella de la mesita para mostrarnos las situaciones de precariedad que se dan en un trabajo ofrecido por una beca académica, la perdida del tiempo mostrada en la filmación crea una tensión en el espectador que lo impacienta con ganas de abandonar la sala i pasar a la siguiente.

En el caso de proseguir encontraríamos la obra de Abel Jaramillo “Nuestra vida en los tubos de supervivencia”, en esta sala podíamos encontrar una proyección donde solo podías escucharla a partir de unos cascos situados encima de un podio, estos acompañados del guion de la película y al otro lado de la habitación un triste monitor en el suelo haciendo sentir el mismo pensamiento de mudanza y todo desperdigado de la sala. En la proyección se podía ver la película “The Survivors” retocada con un filtro negativo que quería mostrar como sobrevivir al propio tiempo, su fugacidad y su rapidez, y al lado la precaria pantalla en el suelo con un panfleto de supervivencia en una especie de apocalipsis nuclear y ciertos trucos para subsistir en casa.

Una vez fuera de las salas de proyección llegábamos a las dos últimas obras las cuales para empezar podíamos ver la de Christina Schultz “Manifiesto del no hacer”, un circulo negro enorme que ocupaba gran parte del muro blanco, en este había escrito un texto donde se rechazaba el trabajo como eje central de la vida y la existencia humana planteándolo de esta forma como algo triste y doloroso. El texto escrito en una letra diminuta obligaba al espectador a acercarse y verse abstraído del mundo en ese circulo negro, lo que resultaba imposible debido a los ya mencionados incesantes chirridos de los demás visitantes.

En ultimo lugar de la ruta seguida por el grupo, encontrábamos la obra de Javier Peñafiel “Agenda de caducidad de los tiempos drásticos”, esta contaba de una vitrina con fotografías y escritos situados al lado de una pantalla donde se podía ver un video sobre un diario con fotos en movimiento muy peculiar. En esta el autor organizaba los días por días propios, comunes, impropios, similares y singulares agrupando en estos sentimientos o acciones dependiendo del día. Un tanto peculiar y diferente del resto, aunque no se alejaba mucho del tema de la precarización del trabajo y el uso del tiempo. Una obra que te hacia sentir ese giro de una pastilla en el cuello haciéndola difícil de tragar para ser la parada final de este recorrido.

 

Veredicto final, una opinión menos grosera de lo que se esperaba

La exposición como grupo no llegó a impresionar mucho, pero por separado se podía ver un fuerte potencial a ciertas obras, aunque sin pasarse demasiado, fuera de parecer escéptico uno podría pensar que fue montada a toda prisa pero se puede apreciar en ciertos puntos del recorrido que ha sido tractada con parte de cariño aunque se vea muy vacía y solitaria te puede llegar a interesar lo que se esconde detrás de cada obra si prestas atención a su trasfondo y no a los incesantes chirridos de las suelas de goma.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s