A lo mejor sería más fácil imaginar el fin del mundo

per Sofia Kuznik

Veo muchas preguntas y observaciones, ¿Porqué nadie propone una solución? –Esta fue la respuesta de mi amigo, H, considerado filósofo no por él mismo sino por quienes le rodeamos por su constante necesidad de generar preguntas para las cuales no encuentra respuesta.

Entramos en el Centro Can Felipa, subimos por el ascensor que se encuentra a mano izquierda. Nos da la bienvenida una pared blanca con el título de la exposición:

¡PERDER EL TIEMPO Y ENCIMA PROCURARSE UN RELOJ PARA ESTE PROPÓSITO!y los nombres de sus artistas participantes. Aparecen los comisarios, Claudia Elies y Marc Mela acompañados por el artista Alán Carrrasco y nos hacen un pequeño tour por la exposición.

Esta está centrada en el concepto del tiempo, como lo explican los comisarios, un tiempo sometido a su propia temporalidad, dicho concepto lo materializa de la mejor manera Alberto Gil Cásedas en su pieza “147.710, [Blank Sundays], Prueba de Leucofobia: 40h en blanco”. Apreciamos las cinco hojas de papel blancas que a simple vista se ven vacías, pero si uno se acerca, puede ver que han estado marcadas con lápiz blanco, mediante una cuenta del tiempo, algo absurda, blanco sobre blanco, casi invisible. A la izquierda de las hojas tenemos una pequeña colección de cinco frasquitos de vidrio que contienen los restos de las puntas de los lápices blancos utilizados. Ellos son la prueba del trabajo. Le describo esta obra a mi amigo H.

¡Que absurdo! –me dice. Tiene toda la razón. Es una evidencia de lo absurdo, un trabajo al que algunos dedican su vida, a perder el tiempo.

Seguimos con Alán Carrasco, nos habla sobre su pieza “Índices de incidencia”, habiendo conocido su trabajo con anterioridad, lo que nos cuenta es un trabajo de investigación totalmente de su estilo. El tiempo se convierte en trabajo, y este trabajo se convierte en las prisiones de los trabajadores, este concepto llega a su esplendor con el capitalismo, el tiempo es dinero. El problema que toca Alán es más de uno, por ejemplo, los peligros que conlleva desempeñar ciertos trabajos, por ende vivir, porque en nuestros tiempos para vivir hay que trabajar. El trabajo de investigación y comentario en esta pieza es complejo, compuesto de varias capas, el peligro del trabajo en grandes fábricas metalúrgicas, las horas que uno pasa allí encerrado, las condiciones de trabajo, la aparición de un trabajo de archivo, de recopilación de datos, datos los cuales los trabajadores que los recogen solo ven como números, no personas ni vidas. Podríamos identificar dos tipos de trabajos, trabajo físico y trabajo informatizado y deslocalizado, en este caso la recopilación y administración de datos. Suena el alarma de la pieza de Alán y nos pega un susto de muerte.

El trabajo termina ocupando todo nuestro tiempo, “THE WORK IS ALL(OVER) [for your comfort]” se lee en el póster negro y amarillo de Juan Luis Moraza. Debo confesar que esta pieza es la que más llamó mi atención, fue un amor a primera vista, imagino que por mi agrado por el diseño gráfico y la semejanza del mismo póster con uno de Kill Bill de Quentin Tarantino. Me parece simple pero diciente, a veces no hace falta mucho para decirlo todo, al mismo tiempo el otro póster de la izquierda de color gris desaparece de mi visión.

¡Cool!, ¿Pero es una expo sobre el tiempo o sobre el trabajo? –me dice H cuando le muestro una foto que tomé del póster negro. Entiendo su confusión, a veces todos necesitamos una aclaración, o simplemente seguir el mismo hilo de pensamiento que nosotros estamos siguiendo. Se percibe el doble significado en esta pieza, por una banda el lector siente alivio por un momento al leer las palabras: WORK, OVER y Comfort, pero la verdad es que se refiere a todo lo contrario, el ‘For Your Comfort‘ es un sarcasmo porque vamos a estar trabajando siempre, el trabajo está AllOver, por todos lados, nos rodea, no hay escapatoria.

Aunque nuestra visita sigue en otra dirección, me llama la atención un círculo negro, grande, pintado en la penúltima pared de la exposición. Creo que es el color negro el que me atrae tanto. “El manifiesto del No Hacer” es una obra de Christina Schultz, los comisarios nos comentan que el manifiesto venía acompañado de una performance, aun así me quedo con la pieza visual en la pared. La propuesta de la artista es algo extrema, su manifiesto dice: “Hay que dejar de trabajar” pero también propone: “Hagamos algo no haciendo. Dejemos que las cosas se hagan. Hay que saber decir que no.” Y estoy de acuerdo, yo misma debo aprender a decir que no y empezar a valorar más mi tiempo.

Eso es algo extremista, ¿no crees?, quiero decir, hacen muchas observaciones, las cuales me gustaría pensar que todos tenemos o hemos tenido en algún momento, que nuestra generación se da cuenta de esto, ¿Cómo no darse?, pero.. ¿Y la solución?, no hacer nada no es una solución realista. Yo veo muchos comentarios y pocas propuestas para el problema… –H sí que es un crítico, mucho más que yo, me gusta oír su opinión, es contrastante, válida, me hace replantearme mi propia visión de las cosas.

Pero como alguien que si ha podido visitar la exposición personalmente he recordado otra obra que presenta una solución, futurista, sí, pero es una. Abel Jaramillo nos presenta un mundo apocalíptico en “Nuestra vida en los tubos de supervivencia” por un lado nos muestra una realidad tal y como la conocemos que termina, imposible de imaginar y por otro lado, la trama, en la cual los protagonistas trabajan en una película que al final no terminan, como ellos perdieron el tiempo haciendo algo, como parece que las cosas no son válidas a no ser que las llevemos a cabo hasta el final. El tiempo lo es medido por nuestra productividad. “Es más fácil imaginar el fin del mundo que el fin del capitalismo “ como dijo el crítico y escritor británico, Mark Fisher.

No le hablé de H sobre esta última pieza, tenía otras cosas por hacer.

¿En que andas? –me pregunta.

Tengo que volver a casa, hacer la compra, además tengo más deberes para mañana. ¿Y tú?, ¿Ya has cenado? –le respondo a su pregunta con más preguntas.

No, aún no. Tengo hambre, iré por algo. Te escribo más tarde.H.

Sofia Kuznik

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s