Acciones… ¿absurdas?

por Laia Masnou

“Volvió a mí un recuerdo. Me parece extraño, es como un tul enganchifoso según mí implantada lógica racional y razonadora. Me vuelve a rascar un curioso cuento. Y me pica la necesidad encauzadora y clasificadora. Tengo que ponerle algún sentido”.  

Representar una obra de teatro en una ciudad sitiada

ACCIONES… ¿ABSURDAS?

En 1993 Susan Sontag marcho para Bosnia, para uno de los corazones en llamas de los Balcanes cuando estos ardían discriminatoriamente. Se fue para Sarajevo, la capital bosníaca sitiada. Y ¿qué fue a hacer allá? Fue a buscar a un director de teatro con él que ya había trabajado previamente en esa misma ciudad y junto con éste reunió a un grupo de actrices y actores para representar una pieza del Teatro del Absurdo titulada “Esperando a Godot”. En resumen, el hecho es plantarse en una ciudad sitiada para representar una obra de teatro con la intención de denunciar la absurdidad de la guerra y esperando la disolución de la neutralidad/cobardía de Europa Occidental y USA. Es decir, aguardaba la intervención de fuerzas armadas más potentes para que resolviesen el conflicto balcánico (uno de ellos). Mientras tanto algunos ciudadanos y ciudadanas cruzaban las calles deseando no morir en la ida y venida del local de ensayo, posiblemente incrementando sus posibilidades de morir –absurdamente-. Lo mismo hicieron las y los espectadores cuando se estrenó el espectáculo.

¿Por qué hacer semejante absurdidad?

Estos tres párrafos son fragmentos de un artículo periodístico del 18 de agosto de 1993 de “El País”. Son declaraciones datadas del mismo día que se estrenó la pieza teatral.

“La confusión y la despolitización, que han invadido el mundo tras el final de la Guerra Fría, explican mucho mejor que el miedo o las dificultades que apenas unos pocos intelectuales de Estados Unidos o de Europa nos hayamos decidido a apoyar en Sarajevo la causa de Bosnia”, manifestó Susan Sontag el pasado lunes al presentar su versión de “Esperando a Godot”.(…) “Opté por representar una pieza teatral en lugar de escribir un ensayo o realizar una película porque el teatro me brindaba la oportunidad de hacer algo con la gente de aquí y para la gente de aquí. Estoy orgullosa de la labor de los actores y de los técnicos de Sarajevo”, indicó Sontag. (…) “Es un escándalo”, respondió la ensayista a una pregunta de los periodistas asistentes a la presentación, “que yo sea una de las poquísimas intelectuales que se ha arriesgado a venir a Sarajevo. Espero que mi ejemplo anime a otros a viajar aquí en el futuro”.

A continuación, desgrano un intento de entender esta acción.

(Es mi razón perteneciente a una estudiante universitaria de artes y diseño la que pretende encontrarle un sentido. Un momento, cambio la noción de sentido por la de lógica…)

¿Por qué me parece absurda?

Porque me parece una acción suicida. A nivel de supervivencia podríamos pensar que esta iniciativa apoyada por los y las locales era ir contra su propia vida. Ya que si te desplazabas más por la ciudad tenías más posibilidades de ser interceptada por un-a francotirador-a. Es decir, era una aceleración de la propia muerte… Pero dentro ya de una situación absurda (la Guerra de los Balcanes), dentro de un contexto geopolítico también absurdo (la Europa de los estado-nación capitalistas).

Es absurdo porque es la in-sumisión a la esperanza.

También es una renuncia a la supervivencia material y a la vez es una aceptación y un vivir con la propia materialidad y mortalidad“.

Pues… dentro de una situación en la que el atrezzo de la realidad racional queda colapsado; ¿no es cuando surgen las personas materiales y sus acciones con más fuerza?

Y ¿cuál es la acción del arte? ¿Qué puede hacer el o la artista para no quedarse encerrada en el plano simbólico? ¿Cómo hace tangibles los signos que luce y (babosamente) predica? ¿Cómo se sale de la mercantilización de las ideas, cómo se desmontan a las expectativas alienantes? Quizás están mal planteadas las preguntas… O es que no se responden, se accionan.

Así que, ¿qué se accionó en este caso?

Arte… En este caso la voluntad es dotar de lenguaje y de capacidad narrativa a un horror inevitable y con el que los y las habitantes de esta ciudad sitiada tienen que convivir a diario. Entonces, como artista, les puedo ofrecer una herramienta no para superar la propia absurdidad de las circunstancias o vida sino que puedo ofrecerles una herramienta para burlarse del sin sentido. Y, además, como es una obra de teatro se puede volver a repetir el espectáculo. Y a la vez cada re-presentación es fruto de unas circunstancias excepcionales.

Aunque si se evalúa esta acción des de la utilidad moral y política -institucional-… Me parece demasiado pretensiosa y ahora sí, absurda. ¿Cómo se aboga para la intervención de una fuerza militar con una acción tan simbólica y tan… desesperada o esperanzada? ¿La autora creía en la consolidación del posicionamiento político mediante la visibilización mediática…? ¿Se puede llegar a mover algo físicamente a través de la propaganda?

¿Artista cómo propagandista? ¿No está intentando propagar ilusiones? ¿Qué pasa con una reivindicación pacífica más el soporte de la presión mediática haciendo resonar una injusticia? ¿Esperamos las apariciones espectrales y las reacciones de los políticos y militares gracias a la graciosa intervención del arte y de una persona con una especial sensibilización y talento artístico? (Que se podría extrapolar a la pregunta de si necesitamos a una vanguardia artística, a un conjunto de individuos con una posición y unas habilidades privilegiadas que nos indiquen por dónde debemos proceder. Y, ya que me metí un poco en este berenjenal, ¿sería su posicionamiento o sus habilidades lo que les confiere privilegio al orientar?).

Artista. ¿Cómo puedo representar la absurdidad dentro de una absurdidad inevitable?Haciendo burla de la propia existencia absurda, es una opción y la obra de teatro elegida es una óptima opción. O puedo autoengañarme y agarrar esta tarea como evasión-tergiversación de lo que siento y además pensar que esta acción removerá tantas conciencias y las transformará a mi favor que se pondrá fin a esta guerra.

O quizás, des del punto de vista estrictamente individual, llevar a cabo esta acción es un ascetismo, un ideal de redención, una inadmisión de la impotencia y un extravío comunitario en el que se defiende la grandeza de las víctimas involuntarias (dije involuntarias). Acaso… al ser víctimas tienen más dignidad o merecen más consideración o conmiseración? Tienen algún valor de más, ¿el de la inocencia? ¿el de no haber podido mostrar sus garras y su cinismo? ¿Acaso la artista se creía con algún tipo de inmunidad por su procedencia estadounidense? No me acaba de gustar que sea una artista foránea la que proponga esta iniciativa porque me pienso que es más digno si sale des del propio grupo oprimido, no de una intelectual externa que adopte el papel de dinamizadora.

Quién actúa y quién dirige.

Pienso que el valor de esta acción está en todas las personas que acogieron la iniciativa y la impulsaron. Lo extraordinario, maravilloso o mágico o ejemplar es que esta gente tenía miedo y voluntariamente arriesgaba aún más su vida por algo que le llenaba, le transmitía y le permitía transmitir una fuerza que va más allá del individuo y de la circunstancia. ¿Hacían algo que les desmontaba y les hacía estremecerse y temblar?

Lo que sí admiro es tener la capacidad de acelerar la propia muerte.


Lecturas consultadas durante la redacción:

CAMUS, Albert. “El mito de Sisífo”. Barcelona: Alianza Editorial, 1951.

AZÚA, Félix. “El aprendizaje de la decepción”. Madrid: Editorial Anagrama, 2006.

HASEK, Jaroslav. “El buen soldado Svejk”. Barcelona: Quaderns Crema, 2016.

NIETZSCHE, Friedrich. “Genealogía de la moral”. Madrid: Editorial tecnos, 2003.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s