EL MONTAJE VISUAL INFORMATIVO

Por Maria Freire

La combinación de las imágenes en los informativos, comprende distintas jerarquías las cuales crean una variación en la narración, que altera su significado propio y de su conjunto comunicativo. De la misma manera que un cuadro, la composición tiene diferentes puntos de interés que otorgan una legibilidad a la obra. La vista se mueve de una cierta manera analizando el contenido, si uno presta una atención más limitada, quizá su mente solo se quede con el rojo saltarín del centro, ya que este resalta y deja a los otros componentes en silenció. Nuestra vista sabe donde debe posicionarse, y el creador también.

Esto es lo que sucede en los informes televisivos. Hablaré en concreto de la composición diseñada para la web de Telecinco, que se trata básicamente de un montaje grafico, que de la misma manera que el cuadro, nos mueve de una información a la otra, anulando, despertando, y por último, apaciguando nuestras emociones. En teoría el objetivo informativo, como ya nos indica la palabra es informar. Pero informar tiene unas responsabilidades. Según la definición oficial de la RAE informar procede del latín describir y su correspondiente significado es  “Enterar o Dar noticia de algo”. Es decir, explicar un acontecimiento sin una opinión propia, sino tal y como sucedió. Aun que nos gustaría poder transmitir los hechos tal y como pasn resulta difícil comunicar sin influir al receptor con la propia subjetividad, aun que ello no implica traspasar los límites de la manipulación informativa o la reacción que esta genera en el espectador como sucede actualmente, por ejemplo, en los telediarios.

En los programas diarios informativos se generan reacciones, que pueden ser variadas las cuales no son casualidad, ni decisión absolutamente propia y verdadera del receptor. Por ello hay que prestar atención en el cómo estas se explican/ se muestran.

Como seres sociales que somos, la empatía, hoy en día se encuentra anonizada. Sin dicha empatía luchar por el otro es algo imposible. Por ello podríamos explicar la inversión de capital del sistema en controlas nuestras experiencias emocionales. Antes quizá los medios eran más escasos, o más lentos, pero en el momento en que la imagen fue de ámbito privado, y pudo entrar en cada casa, dejamos que el sistema entrase con nosotros a participar activamente en nuestras vidas. Como nos habla Ariella Azoulay [1] en su escrito “El Contrato civil de la fotografía: Términos y condiciones” podemos ser los protagonistas de una imagen pero no tener los derechos, pues son de autor. Esto es el contrato legal de la fotografía absolutamente necesario para poder utilizar la imagen como eje vertebrador del control social. Esto es porque una imagen puede tener inmenso poder, incluso más que un discurso que predica, ya que esta al ser mirada, transmite una información, que a veces es difícil de analizar conscientemente, pero que cala en nosotros.

En el caso de los informativos diseñados para un uso en la web, se tratan de imágenes que además de explicarse por sí solas a partir de la intención que el fotógrafo le ha dotado, lleva una explicación breve que les aporta un tono coherente con su historia y sobretodo la voluntad de influir en la visión del receptor. El contenido es importantísimo, pero encuentro aún más interesante centrarse en la manera en que este montón de información diaria se nos presenta como a usuarios.

En el telediario la organización ésta dispuesta de una alternación de noticias que crean una narración aparentemente sin una jerarquía, pero que en conjunto disipan las intensidades de los sucesos. Por ejemplo la noticia de la muerte de una mujer que ha sido asesinada por su marido va seguida de una noticia sobre el nuevo lugar de moda gastronómico en Madrid.

La alternación de imágenes impactantes con imágenes agradables, una y otra vez crea un flujo emocional que apacigua el rechazo a los sucesos más escabrosos. Esto forma hoy en día parte de nuestra rutina visual. Si la información se transmitiera con otra voluntad, quizá sería imposible hacer de un asesinato el pan de cada día, para quitarle la emoción que conlleva observar dichos actos inhumanos. Por ello los informativos televisivos siempre terminan con una “noticia” positiva como para sacar el mal gusto al asunto.

Esta manipulación a partir del montaje de las imágenes genera un control de nuestra empatía volviéndonos proclives a normalizar aquellos actos violentos que se nos muestran. De la misma forma sucede en la red, aunque con algunos cambios. La televisión nos muestra un contenido detrás del otro, y la web nos los muestra todos a la vez, organizados por columnas que crean una composición. Si fuésemos de otro mundo al ver las catástrofes humanas actuales combinadas con imágenes de personajes públicos que hablan de sus vidas, o con un plato estrella del mes etcétera, seguramente nos parecería un insulto, o simplemente una combinación que no casa en absoluto por contenido.
Pero esta ya es la intención, hacer que las emociones vayan locas de un lado al otro, alternando el enfado, o rechazo con algo bello que disipe la intensidad emotiva anterior.

mag tet

Pongamos por ejemplo estas capturas de pantalla de la web de Telecinco. Este montaje funciona como una sola imagen. Está compuesta por tres columnas. En esta se observa como los anuncios toman un papel casi principal. Resalta su color azul y su posicionamiento lateral y superior. La mirada luego se centra en el titular “Atacan a una mujer para llevarse sus niños” que va acompañada de un video donde se ve la madre en el suelo, es difícil describirla lo que  nos lleva a querer reproducir el video en busca de la visualización “real” de la sinopsis. En las tres columnas posteriores la imagen más grande a la derecha nos invita a observar y a leer, puesto que se ve reforzada por el orden de lectura. “Moonlight, Oscar a la mejor película, tras un garrafal error.” En ella se observan distintos actores con cara de circunstancia. Después nuestra vista sigue recorriendo la pantalla y nos enlaza La foto de con el anuncio “DON DISFRAZ”, ya que se sitúa encima de la imagen de los ganadores al Oscar, puesto que la tipografía en caja alta modo fantasía blanca, está en un fondo rojo chillón. Al llegar a este anunció ya parece bastante lejos el casi titular de la mujer que es atacada. Seguimos, Prosigue la notica contra la velocidad en Escocia de coches en calles transitadas por niños y la sigue la noticia, que un inicio resalta más por sus colores claros, de “Pau donés no frena sus planes”. Donde se observa un chico con una guitarra y en una pared escrita con letras azules donde pone “50 palos”. Justo en la cara del hombre hay el signo de reproducción de color azul que nos centra la visión y nos invita a reproducirlo.

Encontramos pues, que se mezclan muchas informaciones que suscitan reacciones diferentes además del hecho de recibir tanta información visual también colapsa nuestra mente, lo cual se intensifica sin las adecuadas organizaciones visuales y de contenido. Esto nos lleva a una velocidad de captación de nuestro entorno que obstruye y no deja suficiente tiempo a la reflexión, a la vez que se ve conducido por la opinión inducida del informador y de quien lo gestiona.

Así que un mundo que usa la imagen constantemente para supuestamente “informar”, y que encima tiene la garantía de que dichos contenidos gráficos llegaran al usuario al instante gracias a la tecnología portátil, como son los Smartphone, tiene asegurado un control de las emociones ciudadanas, y además su espacio mental. ¿Qué más nos podían quitar, Si es con la mente, con lo que se supone que debemos trabajar para una sociedad más madura?

Si cada imagen genera emociones, más o menos intensas, genera pensamientos y estos ocupan un tiempo de nuestro día. Por ello  es vital analizar qué imágenes observamos, de donde vienen, que nos aportan, como se intentan comunicar con nosotros y cuanto tiempo les dedicamos.

Bibliografia

[1] AZOULAY, Ariella The Civil Contract of Photography (Zone Books, 2008).

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s

%d bloggers like this: