DE MALVA A NEGRO

D. S. forma parte de los aportadores de la danza butoh a España. En su formación en el teatro y la técnica corporal descubre la danza butoh con la maestra Rosana Barra. Su gran interés le permite investigar también la voz desde la danza. Más adelante estudia con diferentes maestros de japón y otros lugares del mundo como Ariel Procajlo, Minako Seki y Gyohei Zaitsu. Ahora decide impartir clases de butoh y voz.

-Por Anlis Luik

Es una mañana soleada de domingo. Estoy sentada en el césped del Parque de la Ciutadella tomando el sol. El calor del sol me relaja mientras espero. En la lejanía veo a D. S. mirando a todos lados, buscándome. Al ser domingo hay mucha gente reunida celebrando fiestas de cumpleaños, bailando, haciendo música con tambores… por lo que hay mucho ruido. Alzo el brazo  y la saludo. Pasan unos segundos y se da cuenta de que estoy aquí y soy la persona que busca. Al acercarse veo que no es como la imaginaba.

Se acerca acelerando el paso. Lleva un bolso marrón colgado del hombro derecho mientras lo aguanta con la mano izquierda. A pesar de ser un día caluroso va muy abrigada. puedo ver por debajo de su jersey malva una camiseta básica blanca y unos vaqueros. Su cuello está adornado con un pañuelo gris con manchas rosas. Imaginé a una persona mas despreocupada vistiendo.

Al llegar se presenta y veo sus uñas de color malva, a conjunto con el jersey.

-¿No llevas cámara?-

-No, prefiero que sea algo más personal, en todo caso puede que luego haga alguna foto.- le digo.

-Vale, genial, ¿empezamos?-

Y su forma de expresarse cambió. Su expresión se volvió más dura y casi que se podía palpar que su aura malva se volvió oscura.

1- ¿Cómo fue tu primera experiencia con el butoh?

Cuando vi los carteles del seminario de Rosana Barra me pareció algo extraño pero como estudié interpretación corporal tenía curiosidad por ver qué tal era. Me informé un poco al respecto y parecía una danza un poco perturbadora. Hicimos ejercicios de respiración, relajación, un poco para indagar en nosotros mismos y luego Rosana nos hizo hacer una especie de viaje en el tiempo entre nuestras células. Teníamos que imaginar que eramos animales, piedras, agua, sentir lo que había alrededor. Al imaginarlo nos salían unos sonidos… más bien unas voces con unos todos que nunca pensé que pudieran salir de mi. Eso es lo que más me impactó. Sentí que había algo o alguien dentro de mi que hablaba. La sensación fue parecida a las pelis de terror cuando alguien es poseído por un espíritu que habla un idioma extraño.

2- ¿Cuál crees que es la visión de este baile dentro del mundo de la danza?

Ahora empieza a conocerse más. No tiene el mismo renombre que la danza clásica, es una danza relativamente nueva y es muy experimental. Algunos bailarines solo se dedican a un único baile porque es un mundo en el que si quieres llegar a lo alto tienes que especializarte en un único baile practicando día si y día también. Luego estamos los que no somos únicamente bailarines y tenemos la libertad de experimentar con más bailes. No hay bailarines fuera de Japón que solo se dediquen al butoh pero no porque no sea una danza con las cualidades necesarias, es porque no se ha desarrollado tanto aquí y un bailarín necesita de otras danzas para trabajar. El butoh es una danza que sirve para trabajar habilidades concretas.

3- Esta es una danza que no sigue unas pautas tal y como lo hacen otras de modo que no hay unos pasos marcados, no hay una “técnica” que guíe el baile. Algunos bailarines defienden que lo que define a un buen bailarín y sobretodo a un profesional, es esta “técnica” y no solo basarse en la improvisación. ¿Estás de acuerdo con esta afirmación?

Pues no es así. El butoh si tiene una técnica que guía al baile. Es verdad que es muy subjetivo y que depende de cada persona se hacen unos gestos u otros pero si hay una técnica para moverse. Se controla la respiración, se sigue un ritmo y también se enseña a andar. Hay que partir del no movimiento y la calma, los tiempos son muy lentos y es difícil controlar el equilibrio. Para empezar dibujamos un eje central en el cuerpo que es el apoyo del cuerpo en el suelo. No es simple improvisación. Yo creo que es importante tener una formación en danza porque con esta técnica aprendida en otras danzas te enseña a colocarte y tener control de tu cuerpo. Lo mismo pasa con el butoh.

4- En esta danza el cuerpo expresa aquellas experiencias malas o buenas dentro del contexto social que quedan contenidas en el para luego transformarse en otros cuerpos.¿A ti te ha servido para encontrar o descubrir cosas de ti misma?

Como he explicado antes hizo que descubriera las voces que hay dentro de mi. Nunca pensé que saldrían estos sonidos de mi interior e hizo que empezara a tener interés por la incorporación de la voz en sonidos en el teatro.

5- ¿Cómo describirías la conexión que se establece con tu cuerpo?

Es algo extraño… es algo que de alguna manera está ahí pero está dormido. Es como si no fueras tu mismo porque pasas de ver y pensar con la mente a hacerlo con el cuerpo. Entonces es como si miraras a través de los ojos de un desconocido que vas conociendo poco a poco. Hay una evolución en la que te descubres a ti mismo y aprendes a controlarlo, a ver y sentir de otras maneras.

6- El Butoh es una danza que surgió a causa de las bombas de Hiroshima y Nagasaki, apareció por una necesidad así que tiene un fuerte vínculo con el folclore y la cultura de Japón, su país de origen. Al llegar a otros países con culturas diferentes, ¿consideras que su práctica sigue teniendo sentido?

Seguro que en Japón las bombas tuvieron un gran impacto pero no fueron la única causa. La crisis del país también influyó, la gente pasaba hambre y tenían (y siguen teniendo) una mentalidad bastante cerrada con las culturas exteriores. Hubo grandes cambios y eso llevó un mal estar en la gente. Creo que es lo mismo que pasa aquí. También hubo bombardeos en la segunda guerra mundial y en la primera. En las calles también había gente mutilada y muerta de hambre. La historia ha tratado a ambas zonas más o menos igual así que no es de extrañar que la gente se sienta atraída por esta danza.

Si se ha originado en un lugar y en el otro no es por contextos diferentes, aquí a aparecido una danza experimental que también trabaja la expresión corporal, solo que el pensamiento en Japón es más místico y se ha llevado a algo más profundo que se ha llevado no solo al baile, también a la vida misma. Pero claro, a aquí esto se lleva hasta cierto punto. Creo que aquí es entendida más como una práctica.

El butoh también ha evolucionado y cada bailarín ha llevado su toque a la danza. Entonces no es que sea algo exclusivo de Japón sino que se ha llevado a otros países que lo han adoptado y han aportado cosas nuevas. De esta manera si que tiene sentido hacerla en otros lugares porque pertenece a todos ellos aun y ser originaria de un único sitio.

7- ¿Piensas que esta danza ha supuesto un choque cultural aquí en Cataluña?

Algo si que choca. Tiene un punto exótico porque es oriental y tiene muchos rasgos de la cultura japonesa. Yo lo comparo con las películas de terror. Aquí nos dan más miedo o nos producen cierta inquietud las japonesas porque el imaginario que tienen ellos es diferente al nuestro. Veo que pasa lo mismo, el butoh es como una película de terror, muy oscura que te envuelve y tampoco lo acabas de entender. Es una danza que si no tienes conocimientos de ella te asusta, no la acabas de entender que pasa. Además es muy explícita y por eso es algo perturbador. Creo que el choque no solo es cultural, que el choque es visual y no solo pasa aquí en Cataluña, pasa en otros países y en el mismo Japón. Puede que el choque ahora no sea tan fuerte como hace unos años pero aun pasa.

8- A parte de tu trabajo como actriz y cantante, impartes seminarios de Butoh, ¿Qué hizo que decidieras hacer estos seminarios? y, ¿Por qué crees que puede favorecer a la cultura del territorio?

Por una parte porque es difícil vivir solo de actuaciones. También hago trabajos de dobladora de voz en francés y en inglés para marcas en anuncios de perfumes y otros. Entonces, hacer seminarios me ayuda económicamente. Por otra parte, ver a otras personas actuar, tengan experiencia o no, hace que aprenda más. Cada persona es un mundo y actúa diferente. Por eso aprendo de cada persona. Hacer clases me permite llegar más allá , sobretodo vocalmente. Mis sonidos son totalmente diferentes a los de los demás y permiten explorar e ir más allá en mi trabajo.

Dicho esto puede parecer algo más personal, más para mi pero creo que esta danza aporta un gran conocimiento del cuerpo, de sus movimientos y sonidos a los bailarines.

9- Actualmente es una danza que se imparte en pocos lugares en Barcelona, ¿Ves que cada vez hay más gente interesada?

Por supuesto. Empieza a ser más conocido y se nota en los seminarios. El máximo de personas que acepto en los seminarios es de 10 personas. Antes solo acudían unas 3, ahora siempre se llena y hasta queda gente fuera. 

10- ¿Cuál crees que es el futuro del Butoh tanto de forma general como en Catalunya?

Eso depende de las personas que impartimos esta disciplina. El butoh en si es una forma de vida y de entender el cuerpo y esta visión está siendo más impartida por los maestros japoneses. En el resto del mundo, o por lo menos en España, se enseña como una rama dentro de la danza. No cabe entender la danza como una filosofía de vida, se entiende como una técnica porque la mentalidad de aquí es diferente. Es un estilo de vida que en Japón creo que aun puede ser posible porque están bastante unidos a sus tradiciones y aun es posible para algunas personas vivir de una forma “independiente”. En España todas aquellas prácticas relacionadas con lo ancestral o espiritual suelen asociarse a personajes que rozan la locura o relacionados con prácticas poco saludables. Seguro que muchas de esas personas lo son pero otras no, simplemente no cabe en la mente de alguien de aquí pensar fuera de unos parámetros. Puede que poco a poco la mentalidad cambie o puede que no. Por mi parte practico esta danza como una técnica no la aplico en otros ámbitos de mi vida, no creo que sea posible dentro de mi trabajo llevar una vida dirigida por el dolor y la muerte. 

Y de pronto su rostro volvió a brillar con una luz malva.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s

%d bloggers like this: