Hecho a mano

Ferias de artesanía y ropa de segunda mano como comercio alternativo

Por María Rosúa y Lina Natterer

Después de un largo abrazo entregó una cajita a su amiga Mariana, hacia 20 años que no se veían pero el recuerdo estaba intacto. Era un regalo que compró hacía tiempo en la feria de artesanías de su ciudad; Antonio es artesano y trabaja la técnica del macramé, ella le contó la historia de su amiga, la describió, él tomando la nostalgia y el recuerdo de aquella amistad fue tejiendo un collar inspirado en sus palabras. Al abrir la caja y observar el collar, Mariana lo sintió propio, formaba parte de su cuerpo, hablaba de ella.

Estamos en el Mercadillo Nº 5[1] de la ciudad de Barcelona, escondido entre las estrechas calles del barrio El Born se alza un galpón antiguo, reciclado, donde un equipo de diseñadoras que se busca la vida monta mensualmente una feria de artesanía y ropa vintage. En el aire suena música techno en vivo, la barra de bebidas regala cerveza Damm, y los expositores esperan con ansiedad la llegada de nuevos clientes. Nos encontramos con Mariana, ella no pasa los 40 años, es pequeña, de tez morena, sus ojos saltones son la expresión de una mujer fuerte que ríe ante la vida. Exhibe con gusto su collar que reposa en su cuello, se nota la mano humana en el tejido, los nuditos forman pequeños círculos de colores azules, verdes. En el centro, una piedra azabache refleja nuestras miradas curiosas. Nos cuenta su historia, como ese collar apareció en su vida. Resalta el valor de las piezas artesanales. Es Argentina, hace 16 años que se vino a Barcelona donde formó una familia. Como muchas mujeres tiene doble trabajo, ocuparse del hogar y salir a generar dinero para mantener a sus hijos. Así llegó a los mercadillos. En un costado oculto del salón montó una mesa que oculta bajo un mantel rojo, exhibe sus empanadas argentinas en una gran fuente de plástico, el ambiente se llena de olor a queso y cebolla que abre el apetito de los curiosos. En el costado acomodó su cafetera, en una cartulina de papel anuncia “Empanadas + café 2.50 €”. Después de contarnos la anécdota vuelve a su puesto donde la esperan sus hijos. ”No quieren dejarme sola, me acompañan a todos lados” dice orgullosa.

La historia que Mariana comparte con nosotras aquella tarde nos hace pensar sobre el valor que tiene la artesanía. Las puertas que les abre a muchos jóvenes y familias para generar ingresos extras compartiendo sus saberes, su arte.

IMG_2265
Diversity Market, Bar Manolo

Ahora nos dirigimos a otra feria, Diversity Market[2], montada en el bar Manolo del barrio del Raval, otro grupo de artistas exhibe sus creaciones, el ambiente es oscuro, huele a cerveza, una morocha atrás del mostrador nos ofrece una mientras nos cuenta “hace unos años empezamos con una feria, para atraer más clientes y promocionar el bar, con la crisis el espacio dejó de funcionar, ahora vimos una nueva oportunidad. Son todos artistas amigos que no tienen donde vender sus piezas, a nosotros nos sirve para promocionar el lugar, entre todos nos ayudamos”. Entre los puestos de ropa de segunda mano se encuentran todo tipo de accesorios, desde bolsos de cuero, joyas artesanales, gorros de fieltro, hasta ropa tejida para perros. Un chico alemán vende serigrafías, las gráficas son de animales que montan en bicicleta, curiosas le preguntamos a que se debe esta expresión. “Es un dicho muy común en Alemania, dice que las mujeres necesitan a los hombres como los pescados necesitan a la bicicleta. Mi ex novia se obsesionó con el tema y empezó a dibujar distintos animales montados en bicicletas, así comenzamos a hacerlas en serigrafía.” En otro rincón un grupo de jóvenes italianos ofrecen monopatines pintados, al lado un señor que quiere establecer una nueva marca de ropa de skater. “Soy diseñador gráfico, estoy viviendo en Frankfurt donde monté mi taller, trabajo con un amigo que vive en Brasil, entre los dos diseñamos, el en Latino América y yo en Europa. Ofrecemos los mimos productos, está todo hecho de manera artesanal, y las estampas las reproduzco en mi taller. Ahora vine a Barcelona para conseguir nuevos clientes”. En un rincón oscuro se esconde una chica francesa, la luz solo refleja sus aros hechos en madera. “Es la primera vez que vengo a una feria, me gustó la idea de conocer gente que tenga micro emprendimientos como el mío, tengo una página de internet en DaWanda[3] donde ofrezco mis piezas. Están hechas de madera, todo artesanal. Trabajo en una tienda de diseño, pero estas son mis creaciones que además me dan un ingreso extra”. El ambiente es alegre, la gente charla, toma cervezas y los primeros empiezan a bailar con la música del DJ. El público es muy diverso, internacional y tiene entre 20 y 60 años.

En este contexto nos ponemos a pensar sobre la importancia que tienen estos espacios de comercio alternativo, la posibilidad de mostrar productos únicos, elaborados de manera artesanal y dotarlos de un valor; la imaginación y la creatividad volcada a pequeños objetos que nos adornan y decoran. Es una posibilidad para muchos artistas y diseñadores que no llegan a grandes museos o a trabajar en empresas. La creación de espacios de carácter cooperativo y comunitario, le hace frente a las grandes empresas, se reivindica la diversidad y se genera un comercio justo, directo del productor al consumidor. Son espacios de encuentro y de intercambio, donde se comparten experiencias y acumulan concejos.

El público muchas veces elige comprar ropa de segunda mano, reciclada o productos artesanales en un mundo donde la industria tiene poca conciencia ecológica, o social. SIn embargo estos espacios corren riesgos de desaparecer. Por un lado la persecución y limitación que ejerce el estado frenando la multiplicación de estos espacios con impuestos o papelería burocrática (estar dado de alta en la seguridad social, carnet de manipulador de alimentos, carnet de artesanos, seguro de responsabilidad civil, etc). Participar de un mercadillo de fin de semana cuesta entre 20 y 50 euros diarios, el productor no sabe si recupera la inversión y si generará ganancia. Un reciente estudio de la Dirección General de Política de la Pequeña y Mediana Empresa, referido al año 2008, estima en más de 4.000 millones de euros la contribución de las empresas artesanas al PIB nacional, lo que representa el 0,4% del mismo y en más de 190.000 las personas que desempeñan una ocupación artesana. Al mismo tiempo en España se desarrollan un total de 18.000 mercadillos, dedicados a distintos rubros, desde alimentos hasta artesanales.[4]

La venta de artesanía, productos únicos y reciclados en espacios alternativos aún no forma una oposición al comercio de las grandes cadenas, pero podría ser un complemento que adquirirá peso gradualmente. El incremento de mercadillos y ferias en España en los últimos años muestra un cambio en el pensamiento de nuestra sociedad del usar y tirar hacia una apreciación a los productos hechos a mano y reciclados. Creemos que es necesaria una intervención del estado, donde se aporten recursos económicos y de derechos a este sector para fomentar su crecimiento dando la posibilidad de la utilización del espacio púbico como lugar de intercambio. Entendemos que la producción y difusión artesanal y del diseño producido en pequeña escala es parte de la cultura y de la identidad que hace al folklore local.

 

[1] Mercado Nr. 5 [en línea] [consultado: 27 de abril 2016]. Disponible en internet:

https://www.facebook.com/mercado.numerocinco?fref=ts

[2] Diversity Market [en línea] [consultado: 27 de abril 2016]. Disponible en internet:

https://www.facebook.com/Diversity-Market-522913297880033/?fref=ts

[3] DaWanda [en línea] [consultado: 27 de abril 2016]. Disponible en internet:

http://es.dawanda.com/?partnerid=GA2-ES-Search-Brand&gclid=CJ2is9CCr8wCFQtAGwodxmkClA

[4] Ministerio de industria turismo y comercio: La competitividad del sector artesano en España, Madrid, 2011 [consultado: 27 de abril 2016]. Disponible en internet:

http://www.ipyme.org/Publicaciones/COMPETITIVIDAD_SECTORARTESANO.pdf

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s