La ciencia del arte

por Jonatan Gonzalez

El espacio parece tener un tamaño infinito. Si es así, entonces en alguna parte allá afuera, cualquier cosa posible se convierte en real, sin importar cuán improbable sea. Más allá del alcance de nuestros telescopios hay otras regiones del espacio que son idénticas a las nuestras. Esas regiones son un tipo de universo paralelo. Los científicos pueden incluso calcular qué tan lejos están estos universos, en promedio. ¿Habrá una copia de ti leyendo este ensayo? ¿Alguien que no eres tú, pero vive en un planeta llamado Tierra, con brumosas montañas, fértiles campos y extensas ciudades, en un sistema solar con ocho planetas más? La vida de esa persona ha sido, en todos aspectos, idéntica a la tuya. Pero quizá decida ya no leer este artículo, mientras tú sigues leyendo. El término “multiverso” se inventó en diciembre de 1960, por Andy, cuando dio un discurso acerca de la interpretación “varios-mundos” de la física cuántica que se había publicado en 1957. La definición original de “multiverso” era: “un universo aparente, una multiplicidad de universos que, se combina para ser el universo entero.” A partir de este discurso, la palabra se ha usado de modo diverso por grupos científicos y de autores de ciencia ficción. De hecho, se dice que cada una de las decisiones que tomamos genera una línea temporal distinta que corre paralela a las demás y a su vez, comparte espacio entre si. El problema es que cada una de ellas vibra de un modo distinto y por eso es actualmente imposible acceder ahora. Ese ” actualmente” es lo que me fascina. Una teoría como esta que parece imposible, puede llegar a ser cierta por probabilidad pura y dura. Estas premisas hacen explotar tu cerebro en un mar de ideas e imaginación. Lo cierto es que soy de los que piensan que nuestra imaginación, por extensa que pueda ser, no llega ni a una fracción de las incontables cosas que están sucediendo en el universo pero no llegamos a concebir.

Tranquilos los que estéis leyendo esto y no entendáis a donde quiero ir a parar, al final os conducirá a alguna parte.

Mi mundo es el arte (como muchos a los que me dirijo con este texto) y siempre me ha maravillado su fuerza, la forma en la que la gente llega a expresarse con él de modos inimaginables. Las posibilidades del arte, como bien ha demostrado la historia, parece no agotarse nunca, siempre en constante movimiento y evolución. Esto, inevitablemente me hizo relacionar el arte con todas las teorías universales que tanto me han fascinado a lo largo de los años, en especial la de los multiversos.

Habrá mucha gente que se niegue rotundamente a mezclar dos especialidades como son el arte y la ciencia. El arte se ve, para hacer uso de alguna que otra metáfora, como un río; es algo que fluye, que se adapta, que se divide entre cada una de las mentes pensantes y que llega al corazón y las mentes de las personas. En cambio la ciencia se entiende equivocadamente como una carretera en un solo sentido, recto, para mentes cuadriculadas y faltas de imaginación. En mi opinión, que espero valga para algo, son dos modalidades que increíblemente se amoldan perfectamente una con la otra. Las posibilidades que te ofrece el universo son infinitas. Todos los artistas del mundo en todas las épocas de la historia podrían centrar sus obras en elementos y situaciones del universo y no acabar jamás. Los científicos y físicos que se dedican a postular hipótesis, necesitan una cantidad de imaginación igual de desarrollada que la del artista.

La ciencia-ficción se ha dedicado a allanar el terreno entre estos dos mundos poco a poco a lo largo del tiempo. Quien no ha soñado alguna vez en viajar por los mundos de Julio Verne o vivir en un mundo donde los robots de Asimov se baten en duelo entre la conciencia humana y la artificial? posiblemente los mismos que se han perdido en los mundos oníricos de Dalí o el que ha sufrido escalofríos con las pinturas negras de Goya.

Actualmente, otras formas de expresión artística como son las películas, los videojuegos y los comics, se encargan de llevar la ciencia a otros niveles. la gente empieza a abrir más la mente a conceptos abstractos y a asimilarlos como posibles verdades o realidades. Nos estamos quitando una venda que mucho han llevado durante demasiado tiempo y estamos empezando a concebir nuevos métodos de creación y nuevas formas de expresión. La imaginación es la imaginación, porque no unir dos campos tan separados y a la vez, tan unidos por un aspecto común tan importante?

Con este pequeño discurso pretendo satisfacer la curiosidad de algunos, hablar por otros y abrir la mente de los terceros. Una fuente de conocimiento e imaginación como es el universo en el que vivimos debe ser utilizada, explotada y concebida de todas las formas habidas y por haber. Mezclar está en nuestro ADN, siempre lo hemos hecho y siempre lo haremos, aunque la historia demuestre que no muchos se sienten cómodos con ello, pero así somos y yo pienso poner mi grano de arena para que esta modalidad cientifico-artistica siga adelante y se haga un hueco en un mundo saturado de información y cansado de la rutina.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s