El tacto del tiempo

Por Mila Martínez Hernández y Carla García Hernández 

exposiciones+barcelona+la+virreina

La exposición 8 cos enganchat de Alex Frances en la Virreina, está constituida por una serie de esculturas realizadas por diferentes materiales y con una cromática diversa. Las piezas han sido creadas sin responder a una realidad determinada, todas construyen diferentes formas que podríamos considerar abstractas .No se define por lo que  muestra, sino por lo que deja interpretar, sus diversas texturas son el paisaje hacia el recorrido de lo inimaginable.

Nunca podríamos comprender la obra de Alex Francés sin saber a quien va dirigida, sin que fuese descifrada por aquellos para quien fue creada ; un publico no susceptible de ser manipulado a través del mundo de las imágenes, que se centra en lo esencial, se trata de personas invidentes que acaban de dar sentido a las piezas cuando las tienen entre sus manos , otorgándole a estas aquello de lo que carecen inicialmente, el alma.

Ese alma que se crea a medida que la deslizan entre sus manos sin dejar pasar por alto ni un detalle, el publico invidente construye una visión propia e individual de cada pieza, otorgándole un sentido más profundo del que el resto de publico podría observar, como se aprecia en los videos que forman parte de la exposición en los que el artista entrega las piezas a los invidentes y tras unos instantes de manipulación ellos describen con detalle todo lo que las mismas le transmiten, dan el valor artístico a unos elementos que carecían de el previamente. El artista le ha otorgado esta vez al publico la licencia de que sean ellos quienes creen el arte.

Un individuo vestido de negro, de carácter serio, ofrece una pieza a Ricard sentado en frente suyo:

– La pieza guía el recorrido de mis manos, es cálida y acogedora, dice tal.

– ¿Te gusta?, le pregunta el artista.

– Sí, (sonríe y sigue palpándola). Silencio.

Parece mentira que la persona que está dentro del monitor sea la misma que nota el espectador justo a su izquierda. Su respiración pausada capta la atención y es al fijarse en él cuando se da cuenta de que no es posible un juego de miradas. Remueve sus manos al compás de su tímida sonrisa. Le abruma reconocer su voz en pantalla.

El comisario de la exposición se detiene a dos pasos y tiende su mano encima del hombro del protagonista: “¿Te oyes? Eres tú quién sale ahora.”

Asiente aunque no entiende que puede haber tanta expectación ante su presencia. Se dirige a la sala posterior, desliza las manos en la mesa con una ternura poco habitual, su cuerpo sigue su tacto. Una de las obras se topa con sus dedos y decide tenderle las dos manos, la valora. Su atención queda prendada por la pieza. No existe el tiempo.

Aparece una mujer de edad adulta, que Ricard reconoce por su tono de voz. Él se acerca palpando la misma pieza de la que ella está hablando: “Que bonita, es preciosa, me encanta. Me recuerda a una ninfa, tan delicada…” Él asiente, también le parece una obra muy sugerente.

Siguen palpando la superficie plana hasta toparse con una pieza voluptuosa a la vez que orgánica. Su forma rugosa y concéntrica conduce a un debate automovilístico:

– ¿Te acuerdas de esos coches que tenían tres ruedas? ¿Qué modelo era?

– Heinkel- afirma Ricard.

A simple vista el contenido y los colores de esas pequeñas formas no captan la atención de la gran mayoría, sin embargo Ricard se detiene con cada una de ellas y las analiza. Es fascinante como el poder de la imaginación rescata recuerdos emocionales vinculados a las texturas y formas de la pieza. La mujer tararea dulcemente: “Mis ojos son mis manos…” mientras toca una de las piezas y relaciona el cobijo textil con el seno materno. Para ella los giros del ganchillo simulan algo muy acogedor, a los cuales les atribuye colores cálidos.

Para aquellos que captamos las imágenes, este arte no figurativo puede parecer insípido. A diferencia, Ricard consigue hacer atractivo aquello que para nuestros ojos es invisible.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s