Barcelona impulsa el Arte público

Dos meses después de la realización del Ús Barcelona, evento impulsor del arte en el espacio público, parece ser que todo sigue igual en la ciudad condal y el ejemplo más claro es la reconstrucción del mural pintado por Keith Haring en el 1989 y que tras la remodelación del barrio del Raval fue destruido.

Por Albert Puigcercós

Imagen

Impulsado por este carácter enérgico y de vitalidad joven que nos caracteriza, Barcelona quiere ser una de las primeras potencias en el mundo del arte y del diseño. Bien, pues Ús Barcelona quiso hacer eco de la importancia del arte urbano en la ciudad, reutilizando un espacio con un importante carácter emblemático, como el antiguo Mercado de los Encantes, para hacer un inciso en su transformación, realizando un festival de arte que duró 1 día, y posteriormente continuar con la reforma de toda la zona de la rotonda de Les Glories. Una idea excelente, basada en la reutilización y el reciclaje de infraestructuras, que con el actual estado del sector de la construcción y demás situaciones socialmente precarias es un clamor al sentido común. El festival, de acceso gratuito, tuvo una acogida excelente del público, que no dejaba de circular por el recinto. Un recinto lleno en gran parte de artistas murales, profesionales del concepto que reivindica el festival y poco más…talleres, mercadillo, representación de escuelas de arte y diseño de la ciudad, puestos para los sponsors, cerveza, música…y la idea del festival que se va difuminando, hasta encontrar a un artista extranjero invitado(pagando), que usa en sus piezas y representa como artista los conceptos del festival.

Barcelona es una de las ciudades más importantes del arte en el espacio público de forma innata, brota como mala yerba en el asfalto, en cualquier resquicio de la ciudad donde parece no se borra.
El festival acabó siendo una representación de artistas murales, siendo más un filtro que mostraba los artistas “aceptados socialemnte” dentro de esta vertiente artística –no olvidemos que en Barcelona se sufre una gran censura. Y ciudad que ahora se encarga de reconstruir un muro de 30 metros que hace 25 años pinto Keith Haring en una callejuela del centro, para esta vez, ponerlo al lado del CCCB, ¡hipócrita!

Muchos artistas partícipes en el festival usaban slogans o introducían inscripciones en sus obras en contra del sistema o del consumismo, atacándolo para reivindicarse. Sólo 1 artista escritor realizó su obra dirigida a mostrar el tema expuesto aquí ahora, una obra que fue muy criticada por otros artistas y organizadores del evento. La obra decía: “Remember This: graffiti con permiso, es como otra pared gris”.

rememberthis

Me cuestiono la muestra de Arte realizada en el festival, si realmente los artistas implicados en el evento representaban los conceptos de los que hace gala el festival, como impulsor de la vanguardia en Barcelona, o simplemente les unía el hábito de procedencia.

 

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s